Desde los calentadores de punto para escaladoras, hacía tiempo que no cogía unas agujas y me ponía manos a la obra…pero teniendo en cuenta los fríos de estos últimos días, y que hace poco he comenzado a seguir unos blogs que hacen maravillas con un ovillo y unas agujas (gracias Nuria del blog “Las cosas de Nuria” , Mª Jesús de “Silencio estoy contando”, y “Armiarma: otro blog de costura y punto“)…me he animado a usarlas de nuevo.

Esta vez ha sido para hacer un gorro a la peque. El patrón lo he seguido de la revista “Tricotar”, pero no ha salido como debería… a pesar de hacer la talla grande ha quedado un poco justillo… (bueno, he de decir que ni la lana era del tamaño recomendado, ni la aguja la indicada en la revista aunque sí para el hilo que usé… en verdad es un milagro que haya salido 😉 …seguramente acabaré haciendo una mejora ampliando la zona de las orejas …gorro_dalia

La peque está encantada con el nuevo gorro…lo luce con orgullo y le dice a todo el mundo …”lo ha hecho mi mamá”… no hay mejor aliciente y recompensa que ver su sonrisa y cara de satisfacción.

¡Hasta pronto!