Quedan 9 días para que se acabe el invierno y parece que quisiera despedirse recordándonos lo que es típico de su estación, por eso en las últimas semanas nos ha regalado nieve, lluvia y FRÍOOOOO…

Cómo se agradece tomar un té calentito, abrigarse con una manta mientras te estiras en el sofá, salir a la calle  (esto sólo  si tienes que salir, que si no te quedas en casa y ves el frío desde lejos…) bien tapada, con manoplas y el cuello bien  abrigadito…

Las bufandas siempre han sido muy recurridas y agradecidas… pero este año me he apuntado a la moda de los “cuellos” o “infinity scarfs” de ganchillo o de punto. Fáciles y rápidos, no requieren mucho material ni tampoco especial destreza. En este caso el de punto lo he hecho de dos colores para hacerlo más tupido y alegre, con 3 botones para poderlo colocar como un pañuelo.

cuello punto

detalle cuello punto

Para el de ganchillo me he atrevido con un punto nuevo, el punto de estrella, por aquello de aprender algo ya que me pongo…, aunque con punto alto también habría quedado bien y sería muy sencillo.  No obstante, no penséis que ha sido muy complicado y si no mirad el tutorial que ha publicado Crochet Geeks .

cuello ganchillo

cuello ganchillo_2

detalle cuello ganchillo_punto estrella

Y ya para acabar un proyecto que llevaba tiempo en mente: un cortavientos para la puerta de entrada. Lo mejor para estos casos:  adoptar un gato… se llama Friedrich y con lo a gustito que está haciendo de centinela dudo que se escape… cuidado no se te enfríe la pancha…. (el truco: engancharlo a la puerta con velcro adhesivo y así acompaña al abrir y cerrar la puerta).

gato puerta_1
detalle gato