En un día tan especial pequeños y mayores disfrutan abriendo regalos en compañía de la familia. La noche ha sido larga…inquietos, expectantes… sin saber todavía muy bien que es eso de los Reyes, nuestra pequeña ha tocado diana temprano como cada día.

¿Habrán venido los Reyes?, y los camellos… ¿se habrán comido y bebido todo lo que les preparamos por la noche? Un poco dubitativa se ha dirigido al salón y allí entre cara de sorpresa y timidez ha comprobado cómo había mermado la cantidad de agua y lechuga, hasta sus Majestades han dado cuenta del turrón de almendras y han degustado los licores que les dejamos preparados…lástima de las nueces del abuelo que no las han probado ;)… y después de las comprobaciones…al fondo los regalos…

No tenía muy claro si abrirlos o no…pero al final se ha decidido a descubrir los regalos que aguardaban, uno por cada Rey, que hay muchos niños a los que repartir regalos… y sorpresaaaaaa

“¿qué te han traído Floreta? Una sillaaaa!!!”

Sí, sí, no iba desencaminada…una “silla-cocina”, de 4 fogones y horno última generación con pollo asado listo para comer 😉

cuineta_presentacion

como veis está encantada… se ha puesto el delantal y ahora prepara café y pollo…jugando_a_las cocinas

 

y vosotros…¿os habéis portado bien y os han traído muchos regalos?

¡Qué disfrutéis del día de Reyes!