La casita del bosque

Después de caminar durante un largo rato por aquel sendero frondoso y estrecho dijo Mamá a Floreta: – “Ahora cierra los ojos”. Hizo una breve pausa, asintió con la cabeza y esperó que la pequeña cerrara sus ojos. La sonrisa de Floreta delataba cierto...

La casita del bosque

Después de caminar durante un largo rato por aquel sendero frondoso y estrecho dijo Mamá a Floreta: – “Ahora cierra los ojos”. Hizo una breve pausa, asintió con la cabeza y esperó que la pequeña cerrara sus ojos. La sonrisa de Floreta delataba cierto...